Súmate al cambio

La situación actual de nuestro planeta, si ya no es un secreto para la comunidad científica, tampoco lo es para el resto de sus habitantes. Sólo necesitas detenerte en tu entorno, en tu día a día, para escuchar al planeta comunicarse con nosotros. Es innegable el aumento de las temperaturas, cada verano se tocan cifras récord en las máximas, por la influencia de la mano del hombre en el equilibrio natural. La quema de combustibles, la deforestación, el aumento de la ganadería influyen directamente en la modificación de nuestra atmósfera porque contribuyen a la proliferación de los gases de efecto invernadero.

La contaminación es como un monstruo que avanza sin frenos. El uso excesivo de las materias primas que nos ofrece la naturaleza nos está llevando a la destrucción de esta, a un ritmo sin precedentes en las últimas décadas. En la historia de nuestra humanidad nunca se alcanzó un ritmo tan acelerado la extinción de especies que repercute en la población mundial. Produce vértigos observar terrenos áridos donde antes corrían ríos. Otro gran problema es el deterioro progresivo de ecosistemas de los que dependemos, nosotros y el resto de especies, sin detenernos a pensar que estamos dañando la génesis de nuestros medios de vida, nuestras economías, el poseer alimentos seguros. Debemos entender de una vez que nuestra propia salud va ligada a la salud del planeta y viceversa. El estilo de vida en armonía de nuestro planeta tierra donde solo tomamos lo que necesitamos realmente, debe ser nuestro modelo a seguir.

La situación de nuestro planeta actualmente, puede superarnos o parecernos gigantesca, pero no puede detenernos. Se percibe una preocupación real por muchos gobiernos que inician a tomar medidas claras, como los ODS para el 2030, aprobados en la ONU.  Cualquier cambio con el que podamos contribuir, es importante, aún si es dentro de nuestro hogar, reciclando o cambiando nuestra alimentación. Apoyando la producción y consumo local. La protección y conservación de la naturaleza, de nuestro planeta en general debe ser prioritario. Nos hemos centrado en crecer, innovar, que no está mal si lo hacemos permitiéndole al planeta sentarse en la mesa y defender su punto. Alimentar el amor por el mundo en el que vivimos desde edades tempranas facilitaría el cambio, quizás podríamos incluir la materia «planeta» cómo esencial. Definitivamente es el momento de apostar por un cambio, donde la protección del planeta sea nuestra principal prioridad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: